Galletas de naranja, chocolate y nueces.

dscf3595

Hoy os traigo una receta de galletas que nace del deseo de comer una buena galleta libre de gluten y lácteos, que sea sana y encima esté rica. Muchas de las que venden en los establecimientos suelen ser carísimas, y no se a vosotros, pero a mi me defraudan siempre. Por no hablar de todas las cosas innecesarias que les añaden.

Yo había hecho mis experimentos en casa pero, reconozco que desde que hice el taller de repostería de Celikatessen, he pulido mucho la técnica y me apasiona mezclar y crear cosas tan ricas como esta receta. Eso si, también he hecho algunas masas incomestibles, pero sigo viva.

Así que vamos al lío, que es muy fácil hacerlas en casa y lo mejor de todo es que puedes añadirle lo que más te guste y hacer diferentes combinaciones de harinas. Siempre os digo lo mismo, no compréis mixes comerciales, usad harinas naturales. Las harinas que uso hoy me gustan mucho, por su sabor y porque son muy nutritivas. Ambas libres de gluten, el trigo sarraceno contiene todos los aminoácidos esenciales y el Teff es muy rico en hierro. Su combinación hace, para mi gusto, unas galletas de 10.

Apunta en tu gastrolibreta

INGREDIENTES: 32 galletas

  • 175 gr de harina de Teff.
  • 175 gr de harina de trigo sarraceno.
  • 1 pizca de sal.
  • 130 gr de azúcar integral de caña o azúcar de coco.
  • 100 gr aceite de girasol virgen extra.
  • 2 huevos camperos.
  • 80 gr de naranja confitada.
  • 80 gr de chocolate negro de 80% de cacao.
  • 80 gr nueces de macadamia crudas y pecanas crudas.

1

En un bol mezclamos con un tenedor o unas varillas los huevos con el azúcar. A continuación, añadimos el aceite y removemos bien. Cortamos la naranja, el chocolate y las nueces en trozos, el tamaño, al gusto. A mi me gusta encontrar trozos grandes. Lo echamos en la masa y mezclamos .

Por otro lado, mezclamos las harinas con la pizca de sal. Añadimos la mitad a la masa que previamente habíamos realizado. Lo vamos integrando con ayuda de un tenedor, una rasqueta blanda o directamente con las manos. Cuando no haya rastro de harina, le introducimos la otra mitad y terminamos de remover hasta que quede una masa totalmente homogénea.

dscf3090

Lo podemos volcar a la encimera y amasar ligeramente para asegurarnos de que no quede harina sin mezclar. Quedará ligeramente pegajosa, perfecta. No tengáis miedo a las masas pegajosas, no añadáis más harina. Queremos galletas no piedras.

Tapamos con papel transparente y dejamos reposar en el frigorífico de media hora a una hora. A mi me gusta que repose para que se asienten los sabores, pero si quieres las puedes formar y hornear en este punto.

dscf3104

Precalentamos el horno, calor arriba y abajo, a 180ºC y ponemos un papel de horno en la bandeja. Formamos bolitas y las vamos colocando en la bandeja separadas. En cada bandeja caben 16 galletas  (4  filas a lo ancho y otras  4 a lo largo).

Con las yemas de los dedos las aplastamos. Quedarán irregulares, genial. Pero mira que tengan más o menos el mismo grosor para que se horneen en el mismo tiempo. Te recomiendo dejarlas todo lo fino que puedas si quieres que queden un poco más crujientes. 

La masa está algo pegajosa así que manipúlala a toquecitos rápidos y nos poses mucho rato las yemas, ya que si no te quedarás pegado. Truco: ten ligeramente mojadas las yemas, así evitarás pegarte.

Necesitarán 10 minutos, a 180ºC. Cuando las saques, déjalas enfriar en una rendija (sirve la que viene en el horno) para que el vapor no se condense y las reblandezca.

dscf3549

Recomendaciones:

  • Quedan de textura tierna. Cuanta más aplastadas y finas las dejes, conseguirás que estén un poco más crujientes. Si te gustan más blandas puedes añadirle a la masa (junto con las harinas) una cucharadita de levadura en polvo. 
  • Puedes añadirle alguna especia o esencia. Por ejemplo, una cucharadita de extracto de vainilla natural, mezclándola junto con el azúcar y los huevos. 
  • Empleo aceite de girasol virgen extra porque les confiere un sabor más suave y neutro. Lo encontrarás en herbolarios. Si lo prefieres puedes emplear aceite de oliva virgen extra, de alguna variedad suave, tipo arbequina, para que no predomine el sabor.
  • Para conservarlas, guárdarlas en un recipiente hermético, una lata de metal o tarro de cristal. Lejos de fuentes de calor y que no les de el sol. 
  • Los frutos secos que uso son naturales, sin tostar y sin sal. Puedes usar el que más te guste: avellanas, nueces del país, nueces de california, anacardos, pistachos…
  • ¿Dónde compro esas harinas raras? Pues hoy en día son muy fáciles de encontrar en herbolarios, supermercados biológicos, en la sección bio de muchas grandes superficies y en tiendas que venden a granel. En Madrid yo suelo comprar en Casa Ruiz y en Pepita y Grano
  • Yo empleo naranja confitada, que compro en Casa Ruiz, pero podéis emplear naranja escarchada ,si no encontráis, quitándole el exceso de azúcar que llevan. En la Mantequería Bermejo en la calle Zaragoza 2, en el centro de Madrid, en época navideña, cuentan con un montón de frutas escarchadas de buena calidad. 

dscf3503

Son realmente adictivas y si no dices que no llevan gluten ni lácteos, ni se nota. Te invito a probarlas. No necesitas tener ningún aparato especial, ni cortapastas, y son facilísimas. Si tienes peques cerca, hazlas con ellos, se lo pasarán pipa y comerán sano. Si quieres para empezar, haz la mitad de la receta para probar. Ya verás como las repites.

¡¡¡Ánimo mis cocinillas!!!

_20160203_143216


One thought on “Galletas de naranja, chocolate y nueces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s