Galletas de mantequilla

galletas de mantequilla

Aprendí a hacer estas galletas hace 8 años y desde entonces, cada Navidad, las hago para regalar a mi gente bonita. Me enseñó a hacerlas la madre de una compañera de la carrera que era alemana. Allí que fui una tarde a su casa dispuesta a aprender, tarde que nunca olvidaré. La buena señora no fue todo lo amable que hubiese esperado. No me quiso decir cuánto tiempo se debían hornear las galletas porque, según ella, eso se olía. Como anécdota, yo esa tarde me quedé sin móvil, ya que quise cronometrar el tiempo del horneado y al sentir que venía a la cocina, con las prisas, se me estampó en el suelo al querer meterlo en el bolsillo.

Tampoco me llegó a dar nunca la receta. Por suerte tengo buena memoria fotográfica y recordaba las medidas de la báscula cuando pesamos los ingredientes. Además busqué varias recetas por Internet para obtener la receta que a día de hoy, desde hace ocho años preparo, con alguna pequeña variación.  

Os voy a contar cómo se hacen y todos mis secretos para que os salgan deliciosas. Apunta:

INGREDIENTES: 60 galletas

  • 250 gr harina de trigo.
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 100 gr azúcar integral de caña o panela.
  • 1 cucharadita de vainilla natural en polvo.
  • 1 yema de huevo de corral.
  • 1 pizca de sal.
  • Ralladura de limón o naranja ecológicos.

Mi principal consejo para que os salgan de escándalo, es emplear materia prima de calidad. Recomendable que los cítricos sean ecológicos, ya que al ser la piel lo que vamos a utilizar, cuantos menos tóxicos ingiramos mejor. Este año he empleado mantequilla La Jarradilla, una mantequilla pasiega de Cantabria, elaborada de manera tradicional con nata pasteurizada de vaca.

No es barata pero merece la pena por el sabor que aporta a estas galletas. Me encanta lo artesanal porque se nota el mimo con que está hecho, como los dibujos en la mantequilla y el delicado empaquetado que la contiene. Sin palabras.  

ELABORACIÓN

La mantequilla tenemos que sacarla del frigorífico unas 2 horas antes para que se atempere y quede en textura pomada para manipularla de manera más fácil. Si aprietas con el dedo tiene que ceder un poco. No la derritas en el microondas ni al baño maría. 

En la mesa de trabajo echar la harina, el azúcar, la vainilla y la pizca de sal. Mezclamos todo con las manos bien limpias, la panela es algo húmeda por lo que mezcla bien para que no queden grumos grandes. Hacemos un volcán y en el medio echamos la yema, la ralladura de limón o naranja y alrededor la mantequilla en trozos.

Amasamos todo con las manos hasta que consigamos una masa uniforme que no se pegue ni a las manos ni a la mesa. Consejo: si la masa nos queda desmigada añade 5-10 gr más de mantequilla.

Nota: gracias a mi hermana Lore por hacerme las fotos ya que yo no podía por tener las manos en la masa. ¡Gracias guapa!

Si queremos que la masa tenga otro sabor podemos poner, por ejemplo:

  • cacao en polvo.
  • anises enteros o molidos.
  • canela en polvo.
  • mezcla de especias (lebkuchengewürz, las especias alemanas de las que os hable aquí ).
  • jengibre fresco rallado o en polvo.
  • harina de almendra (sustituyendo parte de la harina de trigo).

Simplemente añadimos alguno de estos ingredientes y amasamos como he explicado.

Hacemos una bola con la masa y la tapamos con papel transparente, colocamos en un plato y la dejamos reposar una hora en un sitio frío. Puede ser en una ventana, en la terraza o en el frigorífico, si en vuestra ciudad la temperatura exterior no es muy fría. 

Espolvoreamos un poco de harina en la mesa y extendemos la masa con ayuda de un rodillo como medio centímetro de grosor.

dscf3751

Cortar con los cortapastas que más os guste y con ayuda de un cuchillo de punta redonda  (de los de untar la mantequilla o el paté) lo pasamos por debajo de las pastas y las colocamos con cuidado en la bandeja de horno, en la que habremos puesto papel de horno. De esa manera mantendrán su forma, ya que si intentas levantar las galletas con la manos directamente se te pueden romper o deformar.  

Dejaremos espacio entre unas y otras en la bandeja ya que tienden a hincharse y expandirse un poco. Volver a juntar todos los trozos en una bola y estirar de nuevo. Así hasta gastar la masa.

Meter al horno precalentado, con calor arriba y abajo, a  170º C durante 10-12 minutos o hasta que veamos que tienen un dorado claro, ya que si se doran mucho quedarán duras. Sacar del horno y dejar enfriar.

Se pueden comer tal cual, pero yo os invito a currároslo un poco y os propongo estas ideas.

Para decorarlas:

  • Antes de hornear: se pueden poner fideos de chocolate, fideos de colores, frutos secos, frutas desecadas, azúcar con canela. Presiona un poco para fijarlos mejor.

dscf4132

  • Después de hornear: espolvorearlas con azúcar glass o bañarlas en chocolate. Para ello, pon un cazo con un poco de agua y encima un cuenco con el chocolate que más te guste, en mi caso negro. Derrítelo al baño maría, moja la galleta, sacúdela un poco para eliminar el exceso y colócala en la bandeja, encima del papel de hornear que has empleado, para que el chocolate se endurezca. Cuando se haya enfriado puedes guardarlas.

dscf3767

  • También se pueden rellenar de mermelada, pero que sea en el momento de comer, porque de un día para otro se reblandecen.

Consejos y recomendaciones:

A parte de todos lo que te he ido comentando a lo largo de la receta.

  • Se emplea únicamente la yema para que la textura de la galleta sea más tierna. No tires la clara, hazte una tortilla añadiéndola un huevo.
  • Podéis usar la mantequilla que más os guste, si la compras del super, perfecto. Las venden con y sin sal, ambas le va bien a la receta. Lo que si os invito es a usar una de buena calidad y a poder ser nacional, que las tenemos muy buenas. La mantequilla que os propongo es de 10. Por lo general, este tipo de mantequillas suelen poseer un alto contenido graso de un 82% y contienen un porcentaje muy bajo de agua, lo que las hace ideales para repostería. ¿Cuál es la pega?, pues que hace que el producto final sea muy calórico y del cual no debemos abusar.
  • Del horneado depende también la textura final.Es importante que la galleta se saque del horno cuando empiece a tomar un ligero tono dorado que es aprox a los  10 minutos. Si hemos hecho las galletas muy gorditas necesitarán más horneado, y si las hemos hecho más finas menos tiempo. Atentos por tanto al color. 
  • Cortapastas: no es imprescindible tener cortapastas. Si tienes alguna copa de filo fino úsala, o corta con un cuchillo cuadrados, triángulos, rectángulos, las formas que quieras. Te recomiendo que si compras algún cortapasta no compres los que tienen muchos detalles ya que luego a la hora de pasar la galleta a la bandeja suele romperse y dejarás al muñequito manco, decapitado… Cuanto más sencillo mejor. Los puedes encontrar en ferreterías o en tiendas especializadas de cocina. 
  • La cantidad de galletas que te salen son unas 60, de tamaño mediano. Las dos bandejas del horno llenas. Si las haces más pequeñas te saldrán muchas más. Si quieres probar haz la mitad de la receta, pero respeta la medida de una yema, el resto de ingredientes a la mitad. 
  • Conservación: pueden durar fácilmente un mes. No suelen durar tanto, son devoradas mucho antes. Cuando las bañas con chocolate estarán en buenas condiciones una semana. Te aconsejo meterlas en una caja metálica y hermética. 
  • La masa en crudo la puedes congelar hasta 3 meses. Lo único que tienes que acordarte de sacarla el día de antes y meterla al frigorífico para que se descongele bien.

Aprovechad si estáis de vacaciones para hacer estas pedazo de galletas. Si tenéis peques entretenedles amasando y cortando y dadle rienda suelta a la imaginación haciendo diferentes combinaciones según vuestros gustos. 

Las podéis meter en cajas o bolsitas de celofán como en la foto para regalar. De los mejores regalos que podéis hacéis, os lo aseguro.

galletas de mantequilla

Y decir, que si, que con la práctica es cierto que desarrollas el olfato para saber cuándo un bizcocho, galleta, pan, carne, pescado está en su punto y horneado. Pero mientras estemos aprendiendo facilitemos las cosas diciendo el tiempo de horneado. Como siempre digo, ¡ compartir es vivir !

Ánimo mis cocinillas

_20160203_143216

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s