Mermelada casera de fresas

Mermelada casera de fresas

El olor que se produce en la cocina cuando elaboro mermelada de fresa, me transporta automáticamente al recuerdo de mi madre en casa haciendo esta delicia. 

Ya me contareis que os evoca a vosotros este maravilloso olor y sabor. La receta no puede ser más sencilla y rápida de elaborar. Con las fresas a pleno en los mercados, solo tendréis que tener las ganas de elaborarla. 

INGREDIENTES 

  • 500 gr de fresas
  • 75 gr de azúcar. 
  • Una pizca de vainilla (opcional)

ELABORACIÓN

Lavar con agua las fresas y cortar el tallo verde. Machacar con un tenedor o picar pon ayuda de un cuchillo las fresas. Colocar las fresas troceadas en una fuente o cuenco con el azúcar, remover bien. Dejar durante 20 min, hasta que suelten líquido. 

Mermelada casera de fresas

Añadir las fresas y el líquido que han soltado a un cazo o cazuela, si quieres añadir la vainilla hazlo en este punto, y poner a hervir. Cuando empiece a bullir saldrá espuma. Quitar esa espuma que vaya saliendo con ayuda de una cuchara. Después de ese primer hervor, bajar a un fuego medio. Remover para que no se pegue al fondo del cazo e ir retirando la espuma durante todo el proceso. Cocinar durante 30 minutos, verás que va espesando. No dejes de remover la mermelada durante el proceso para que no se pegue al fondo. 

Puedes dejar la mermelada con trozos de fresa o pasarla por un pasapuré o con la batidora, quedando una textura más fina. 

Meter en un tarro hermético y dejar enfriar. Guardar en la nevera. 

Consejos:

  • Muchas recetas ponen el mismo peso de fruta que de azúcar. A mi esta proporción me parece muchísimo. Ese azúcar conservará durante más tiempo la mermelada, pero el sabor de la fruta apenas lo percibirás. 
  • La cantidad de azúcar de esta receta preserva el sabor de las fresas con un punto de acidez. Para un kilo de fresas emplea 150 gr de azúcar. Por supuesto puedes poner algo más de azúcar, si te agrada más. 
  • Con esta cantidad, se mantiene una semana en el frigorífico en un tarro hermético. 
  • Vacío rápido. Si quieres conservarla un poco más, mete la mermelada caliente en un tarro de cristal esterilizado, ciérralo y dale la vuelta. Se creará un vacío, pero necesitará que cuando se enfríe, metas el tarro en la nevera. Cerrado se mantendrá perfecto unas semanas. 
  • Vacío más duradero. Mete la mermelada en tarros de cristal esterilizados, colócalos cerrados en una cazuela con agua que les cubra por encima de la tapa. Cuando rompa a hervir, tener durante 20-30 min. Dejar enfriar en el agua. De esta manera se hará un vacío que mantendrá la mermelada intacta durante 6 meses aprox en la despensa. 

Mermelada casera de fresas

Si os surgen dudas sobre la receta o tenéis alguna inquietud que queráis compartir, recordad que tenéis el correo electrónico a través del cual os podéis poner en contacto conmigo: gastrolibreta@gmail.com. Si queréis compartir alguna receta es bienvenida.

En estos días más que nunca ¡Ánimo mis cocinillas!

_20160203_143216


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s